Si ha comprado [Bodygoal], le pedimos que no lo utilice”, advierte la Agencia Nacional Francesa de Seguridad de los Medicamentos y Productos Sanitarios (ANSM).

Un producto sanitario para perder peso
Body Sherry, una tienda especializada en adelgazamiento, ofrece en su página web un producto llamado Bodygoal por la módica cantidad de 243 euros. El objetivo del producto es hacer que el usuario pierda peso en pocos días. “Nuestros clientes pierden una media de 7 a 10 kg al mes”, presume Body Sherry. Por otro lado, “la cura de Body Sherry sólo debe ser utilizada por personas con buena salud mental y física, las personas que tienen mala salud no pueden” utilizarla, advierte la tienda.

Body Sherry también enumera una serie de condiciones para las que no se debe utilizar este complemento alimenticio. Y la lista es larga. Entre ellas se encuentran las personas “embarazadas o en periodo de lactancia, los menores de edad, las personas que toman antidepresivos, las personas con antecedentes o problemas de enfermedades cardiovasculares e hipertensión arterial, las personas mayores de 60 años, (…) las personas con tendencias alérgicas, (…) la intolerancia a la lactosa, la insuficiencia renal y hepática, así como las personas con problemas de tiroides o las que están en tratamiento de tiroides”. Sin embargo, Body Sherry presume de tener una receta 90% natural, por lo que el problema reside en el 10% restante.

Sibutramina: un producto prohibido por la UE
Bodygoal contiene bigaradier, nopal y guaraná, pero también una molécula llamada sobriamente “C17H26CIN” en su página web, más comúnmente llamada sibutramina. Sin embargo, esta molécula, producida por el laboratorio estadounidense Abbott, utilizada como supresor del apetito para combatir la obesidad, está prohibida en la Unión Europea desde 2010. La sibutramina es peligrosa porque aumenta el riesgo de accidentes cardiovasculares.